Efecto boomerang

boomerang1Éramos punks, estábamos en contra de todo, estábamos en contra del Estado y del Capital. Queríamos destruir todas las instituciones. Creíamos que nuestras reivindicaciones, nuestros rugidos los debilitarían. Pasados los años el Estado y el Capital han sabido adueñarse de todos los espacios que hemos ido abandonando. Se han alimentado de lo que abandonamos. Ellos se alimentan de aquello que la comunidad deja de lado. Creyendo que los debilitaríamos hoy están más fuertes que nunca, más sometidos que nunca nosotres. Y aún así, sospecho que seguiremos mucho tiempo regalando al Estado y al Capital esos espacios que debieran estar en nuestras manos, creyendo ser les más radicales y revolucionaries. El boomerang que lanzamos viene de vuelta y hasta que no nos golpee en pleno rostro seguiremos contemplando su viaje, convencidos de que el camino que lo trae de regreso sigue siendo de avance.

Utzi zure iruzkina / Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.