A la asfixia

A las calles sobreiluminadas que cegáis las estrellas, a la moral aprendida y nunca asimilada, a las falsas sonrisas gratuitas, a los uniformes uniformizantes, al corazón de monóxido de tus tubos retumbantes, a las convenciones no convincentes que nos llevan…
+